jueves, 27 de agosto de 2015

Lecturas de don Juan: 'Los reyes subterráneos'

Los reyes subterráneos
Veinte poetas jóvenes de México
La Bella Varsovia
Córdoba, 2015


Elena Medel, que apareció como un tornado en la poesía española con Mi primer bikini hace ya muchos años, sigue siendo una poeta joven. Además, tiene en Córdoba una pequeña editorial —La Bella Varsovia— que pone en el mercado —¿?— unos libros muy interesantes y muy hermosos. Aquí se ha unido con Luna Miguel —otra jovencísima poeta de familia de editores— para publicar una antología de jóvenes poetas mexicanos. Así pues, todo va de jóvenes: tan jóvenes que alguno tiene la edad del nieto mayor de don Juan.
Estos jóvenes poetas —nacidos entre 1985, el mismo año en que nació Medel, y 1994— le han gustado a don Juan. No todos por igual, claro; pero en todos nota brío, descaro, dominio y riqueza lingüísticos, y técnica. También compromiso con la candente actualidad, aunque no hagan poesía política —al menos, en el sentido que tenía esta expresión antiguamente—. Bastantes de los temas que tocan a don Juan le pillan lejanos, esa es la verdad. Sin embargo, ha disfrutado mucho con este libro que solo cuesta doce euros. Se alegra de ello porque, de alguna manera, lo rejuvenece.
Y otra cosa: qué maravilla es internet. Muchos de estos jóvenes tienen blogs, se mueven en facebook, en twitter, publican en revistas electrónicas... y eso llega —literalmente— a todo el mundo. Es decir, que si los libros no viajaban, ahora sí viajan los poemas: una bendición, que ha venido a abolir cualquier excusa de la ignorancia.
He aquí un breve poema de Xel-Ha López:


ODA A MI GATO
Mi gato es hermoso
dan las doce del mediodía y mi gato es hermoso
dan una hostia en una iglesia
y mi gato
y dan y dan y dan
y mi gato juega a la maldad con los muebles
suenan campanas de una iglesia
y lo hipnotizan todo
dentro de la sala
y mi gato
que es hermoso sobre todas las cosas
se queda también hipnotizado y quieto
como un mueble bello y bondadoso
entonces
las esporas venenosas de la iglesia se disipan
y todo vuelve a la maravilla de antes
Se afila las uñas
el padre sobre la carne de los otros
y mi gato es hemoso y bueno con los sillones de la sala.